Los solteros también tienen hogar. Vivir solo puede ser una aventura o un drama. Hay personas que eligen la soltería, mientras que otras se ven abocadas a ella. Hoy os presentamos en nuestra sección ‘interiores de cine’, el apartamento de un hombre soltero, concretamente el apartamento de Colin Firth en la película titulada “A Single Man”.

Este film, dirigida por el debutante Tom Ford, pasó por las salas sin excesivo ruido hace tres o cuatro años. Si en algo destaca esta película, es en su cuidadosísimo aspecto visual. Una apariencia reforzada por la gran elegancia de su protagonista… y de su hogar. Se trata de un precioso apartamento situado en Los Ángeles, que fue usado durante el rodaje para ambientar el domicilio de Colin Firth.

Uno de los espacios más llamativos de este apartamento es su magnífica cocina. Llama la atención la elegancia y funcionalidad de este espacio marcado por la calidez de las maderas y el acabado en verde de la encimera. Un aspecto global sofisticado aunque algo apagado. Este matiz triste se aprovechó para enmarcar un poco la personalidad del protagonista del film.

El salón es un espacio enormemente diáfano definido por las paredes de ladrillo visto que cobijan la chimenea. Como vemos, el ladrillo no choca con el tono general pulcro y elegante del conjunto. Por su parte, el dormitorio es un lugar minimalista con solo los elementos necesarios evitando cualquier recargamiento visual u ornamental. Las maderas lo dominan todo transmitiendo nuevamente esta sensación de calidez intemporal como en el resto de la casa.

¿Y el exterior? Una maravilla con su combinación de madera y cristal. Y es que se trata de una casa diseñada por el arquitecto John Lautner. Su precio hace un par de años era de 1,3 millones de dólares… Tal vez, con la crisis, haya bajado algo…

También te puede interesar:  Una casa multicolor