bambu2

Los suelos de madera dan un estilo natural a nuestros espacios, aportan calidez y ofrecen una alta resistencia al paso del tiempo. Pero la mayor dificultad en estos suelos es conocer y elegir la apropiada.

Casi todas las maderas necesitan ser procesadas, cortadas, pulidas o teñidas antes de ser usadas. Pero el Bambú es una excepción, puede ser utilizado sin ningún tipo de modificación y en su forma natural y posee una belleza inigualable. Esto es posible ya que el Bambú no es realmente de madera, en realidad, este material es una hierba o grama.

Una pregunta muy común es cómo hacen para poner al Bambú (que es cilíndrico) en placas lisas para suelos. La respuesta es que estos tubos son cortados a la mitad y una vez hervidas, para quitarles los restos, estas mitades se secan y se laminan. Luego se disponen las tablillas (que lo forman) en forma horizontal o vertical, lo que permite distintas alternativas de diseño. Además, los pisos de Bambú pueden ser de color tostado y ámbar, de acuerdo al procesamiento de las varas.

También te puede interesar:  Características de las alfombras de fibras vegetales