Hace algunos años la tendencia en decoración estaba perfectamente definida y todos los elementos debían pertenecer a una misma categoría. Hoy, en cambio, es válido encontrar una imagen propia mezclando elementos, tendencias y hasta épocas. Te presentamos una opción que puede dar realce a algunos muebles o añadir un toque de distinción a tu sala: el tapizado capitoné.



El capitoné es una técnica que todavía se manda a hacer a mano y ha sido rescatada recientemente por tapiceros y artesanos; aunque también se encuentran en el mercado algunos muebles y detalles con este estilo.  Este acabado de apariencia acolchada se logra con un solo trozo de tela que figuras simétricas como rombos o cuadrados, cuyos vértices están destacados por botones forrados del mismo material. Parte de su gracia es que estos botones están hundidos en material acolchado y se forman alrededor una serie de pliegues que le dan juego y vida a la superficie.


Si no quieres que un mueble esté totalmente cubierto de capitoné, puedes también conseguir sólo ciertos accesorios, como cojines, un puff o sólo realzar el respaldo de un sillón individual.

También te puede interesar:  Pavo real