cuadro

A la hora de seleccionar las molduras para dotar de marco a un cuadro es muy importante que tengamos en cuenta la influencia del marco en el aspecto del conjunto final.

Los marcos nunca deben ser opuestos a los colores o proporciones de una pintura; por ejemplo, un marco oscuro sobre una obra de color claro dominaría la escena de una forma excesiva, en lugar de complementarla.  Sin embargo, algunas veces un marco sencillo con un color contrastante con la pintura la puede realzar o destacar sobre la pared.

Pinturas clásicas y modernas

Los pintores clásicos resaltan mucho más en marcos tradicionales hechos de molduras más gruesas y ornamentadas.  Sin embargo, los dibujos, grabados y pinturas modernas quedan mucho mejor si van enmarcadas en molduras lisas y sencillas.

Las molduras más sencillas y corrientes suelen ser más adecuadas para enmarcar cuadros pequeños o grabados de color montados sobre un tablero fino.  También debemos tener en cuenta que las pinturas al óleo sobre telas deben barnizarse para proteger su superficie contra el polvo y mantener los colores frescos.  Esta labor siempre es mejor dejarla en manos de un buen profesional, ya que él sabrá mejor que nadie el tipo de barniz a elegir y la forma de realizar su aplicación.

Atención a los márgenes

En cuanto a los trabajos que no pueden limpiarse, tales como las acuarelas, los dibujos al lápiz o al pastel, o los dibujos a tinta, deberemos siempre enmarcarlos bajo un cristal.  También es importante tener en cuenta que si los márgenes entre el cristal y el dibujo son muy estrechos parecerá que el grabado está comprimido; sin embargo, si se emplean márgenes demasiado anchos el dibujo parecerá más pequeño.

También te puede interesar:  Consejos para las instalaciones eléctricas y normativa vigente que debes conocer

Y si todos los márgenes son de la misma anchura nos encontraremos con la ilusión óptica de que el margen inferior parecerá más estrecho que los otros.  La forma de eliminar esta ilusión óptica es tan lógica como sencilla, y consiste en hacer el margen inferior un poco más ancho que el resto.