El esparto en las paredes.

Sí, es un elemento rústico, fresco en verano y cálido en invierno.

Decorativo, singular, nada común y puede poner un toque bohemio a tu casa o por el contrario y dependiendo de tu habilidad un toque tan innovador como único.

En los arcos o creando un pequeño friso me parece una alternativa a lo que ya existe en el mercado.

Tal vez te remonte a tu niñez y te traiga recuerdos fabulosos con los que pasar buenos ratos mientras contemplas la decoración de tu casa.

También te puede interesar:  Reviste de madera tus paredes
  • mari garcia rojo

    Me gusta cuando traéis cosa nuevas y esta es una muy original.