El estilo rockero es una buena opción para decorar las habitaciones de jóvenes y adolescentes. Ellos representan un estilo de vida muy propio y personal, quieren representar sus gustos e inquietudes típicos de esta edad.

Puede que resulte un poco atrevido, pero no hay que tener barreras para el atrevimiento, reflejar este estilo de vida y esta edad, supone romper moldes. Calaveras y rayas en el techo son detalles muy particulares, estos se pueden lograr a través de vinilos.

Los suelos de madera con tonalidades muy oscuras (marrones, negros) pueden ser complementados idealmente con alfombras de la misma gama y estilo de rayas con tendencia a figuras geométricas.

Este tipo de decoración, también lo podemos ampliar a todo el hogar, combinándolo con rojos, grises, negros y blancos podemos conseguir unos bonitos contrastes.

Los muebles han de ser muy contemporáneos y modernos, inclinándose a los colores plateados y negros.

En cuanto a los complementos, suelen aparecer variadamente, detalles como guitarras eléctricas, cajas de sonido, discos… todos son estupendos detalles para que aparezcan representados en perchas, servilleteros, bandejas, posavasos… todo en colores muy llamativos para que contrasten con el resto de la habitación.

En la cocina, también puede representarse este estilo tan típico de los años 90. Frigoríficos con cantos redondeados, de colores vivos y materiales lacados.

Aunque el rock es típico de la época de los 90, los ambientes a recrear, nos recuerdan a los años 50, pero de una forma más tecnológica en cuanto a los electrodomésticos. No hace falta poner bancos giratorios o rockolas para el estilo que buscamos, podemos lograrlo con pocos detalles.

Los colores siempre fuertes y contrastados con acabados brillantes, al igual que los pisos, añadiéndole detalles geométricos.

También te puede interesar:  10 manualidades para el Día de la Madre (Parte I)