col1

La elección del color en nuestras paredes es un aspecto muy importante de la decoración que, además de aportar un estilo definido, nos permite expresar nuestro gusto personal y nuestras preferencias.  Por ello, la elección del color deberemos hacerla tras un periodo de reflexión y de pruebas con las diferentes combinaciones cromáticas.

El lenguaje del color

Todos los colores derivan de los tres colores primarios: el amarillo, el azul y el rojo.  La mezcla de dos de estos colores primarios nos da como resultado los colores secundarios, como por ejemplo el verde, el cual es el resultado de mezclar el azul con el amarillo.  El resto de tonalidades existentes se conoce como colores terciarios, y son el resultado de mezclar colores primarios y secundarios.

A la hora de elegir el color debemos tener en cuenta qué tipo de atmósfera queremos crear y el tipo de estancia en la que deseamos aplicarlo.  En los dormitorios deberemos utilizar tonos más relajantes, mientras que en el salón deberemos utilizar colores más cálidos.

Los tonos cálidos se utilizan, sobre todo, para crear ambientes cómodos y acogedores, mientras que los colores más fríos y oscuros deberemos emplearlos si lo que deseamos es crear un espacio más relajante y sosegado.  Hay que tener en cuenta que los colores fríos infunden vigor y serenidad al mismo tiempo.

Combinando los colores

col2

Si deseamos crear o definir con claridad las diversas superficies de una sala de estar, los colores pálidos combinan muy bien con tonalidades más intensas.  El rojo y el verde, por ejemplo, son dos colores complementarios que armonizan muy bien.  Si lo que deseamos es crear un ambiente más relajado, entonces deberemos escoger colores de la misma intensidad.  Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la diferencia en intensidad mas resaltarán las tonalidades.

También te puede interesar:  Ambiente distinto con veladuras

Para las habitaciones infantiles debemos tener en cuenta que se trata de espacios dedicados tanto al descanso como a la diversión.  Por tanto, el uso de varios colores creará una atmósfera más alegre y hará la estancia más atractiva para los más pequeños.