A la hora de elegir un sofá para echarte la siesta hay muchas posibilidades, pero hasta ahora no me había encontrado con nada tan original como esto.

Se trata de un sofá ideal para descansar y echar una cabezadita. Seguro que en cuanto lo pruebes no vas a poder resistirte. Se llama The Sleepy Chair, y la verdad es que el nombre le hace justicia.

Y es que es blanca, acolchada y con muy buena pinta. Es un diseño de Daisuke Motogi, que puede que así de primeras no te suene de nada, pero ¿y si te digo que es el diseñador del sofá en el que se podían guardar cosas?

La idea es realmente estupenda, la verdad. Ay, ¡yo quiero uno para mi casa!

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Muebles y objetos forrados en piel