El microalisado de cemento: una alternativa a la cerámica

Cuando se piensa en cambiar los terminados de baños y cocinas, el precio de las losas cerámicas y de otros acabados hacen desistir del proyecto. Para quien no quiere invertir demasiado y recibir la mejor relación calidad-precio, sin perder un ápice de estilo, y ganando en facilidad y tiempo de instalación, llega la técnica del microalisado de cemento.


El microalisado de cemento es una técnica en boga, debido a las facilidades y terminaciones que aporta en un ambiente. Para comenzar, no hay necesidad de levantar el recubrimiento anterior para su colocación, lo que evita la presencia de escombros.

El cemento de microalisado crea una capa de de 2 a 3 milímetros de espesor que, gracias a la presencia de pigmentos, puede crear una nueva superficie, o en al ausencia de ellos, dar una segunda vida a una superficie gastada. En uno y otro caso, el microalisado de cemento ofrece una terminación tan atractiva como la cerámica, pero más económica y resistente.

El tiempo de secado del cemento microalisado es menor al del cemento común y su facilidad de instalación permite usarlo en todo tipo de superficies y espacios: escaleras, baños, paredes, pisos, encimeras, terrazas…

Imagen | Grupo Redecorate

También te puede interesar:  Cómo pintar los suelos de cemento