Pues la respuesta es no. Y sin dudar. Puede que el reloj de pared a veces nos recuerde a los relojes que había en las paredesde las cocinas antiguas, por ejemplo, pero nada más lejos de la realidad.

Sobre todo, con los diseños más modernos y originales. Y es que ahora puedes encontrar un montón de relojes de pared que no tienen nada que ver con los estilos de antes.

Por ejemplo, los tienes de colores, con esferas de formas originales, de los que tienen números y manecillas que se pegan directamente a la pared… En fin, un amplio abanico de posibilidades.

Y para muestra, un botón. O tal vez deberíamos decir un reloj. O varios, que es lo que vas a poder encontrar detrás del salto. A ver si te gustan…

Fotos de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Green Puzzle: el nuevo concepto de paneles solares