El vestidor: elemento integrante en la decoración de nuestro hogar

0
103

La tendencia actual es la de disponer en nuestro hogar de un espacio reservado a la colocación y mantenimiento de la ropa, calzado y complementos. Las ideas propuestas nos informan de que los vestidores los podemos adaptar a cualquier espacio o, incluso, formarán parte de nuestro dormitorio principal.

Dependiendo de la distribución de las estancias, lo podemos situar en diversas áreas disponibles de la casa: junto al cuarto de baño; en un cuarto pequeño; aunque, sin lugar a dudas, la opción más acertada es la de situarlo en la habitación principal o, incluso, a modo de cuarto anexo.

Si poseemos una habitación de gran tamaño, podemos instalar una serie de módulos al fondo y los dos laterales de la pared.  Pero, si lo que queremos es obtener el máximo partido a una esquina, construiremos un vestidor abierto a otra estancia; en este caso, la distribución más acertada es en forma de L.

Una de las ventajas de los vestidores es que podemos hacerlos a medida así, aprovecharemos mucho mejor el espacio, ya que los elementos se adaptarán a la forma de la habitación, sea regular o no. Esta solución es un poco más cara, pero su resultado es óptimo.

Vestidor integrado en la habitación

Otro de los beneficios que nos reporta el vestidor es que lo podemos distribuir a nuestro antojo. Para ello, es muy importante saber qué prenda de vestir y qué complementos vamos a guardar, así tendremos un elemento o accesorio determinado: cajones con o sin separadores de variados tamaños; baldas extraíbles; zapateros; cestos, cajas, colgadores; pantaloneros, extraíbles o no; barras para colgar ropa (si las colocamos en la parte superior, son perfectas la hidráulicas que se abaten al tirar de una palanca; corbateros, extraíbles o no, colocados en la parte interior de la puerta; etc.

Zapatero extra�ble en vestidor

Dejar respuesta