Cómo elegir un extractor para la cocina

0
57

La campana extractora es un electrodoméstico imprescindible en cualquier cocina, ya que su función nos permite disfrutar de un ambiente sin humos por muchas comidas que tengamos al fuego. Saber elegir el extractor para la cocina es básico para sacarle el máximo partido posible.

Extractor para la cocina
Fuente: Decoración Mueble Sofá

El extractor de humos es un elemento esencial en cualquier cocina, ya que con él podremos cocinar sin que el humo se quede en el ambiente. Hoy en día hay una gran variedad de modelos, tantos que incluso algunos parecen un elemento decorativo más que una campana extractora.

Elegir el extractor para la cocina no es tarea fácil, al menos si quieres hacerlo a la perfección. Es importante tener en cuenta una serie de detalles para acertar y optar así por el más adecuado según las características de tu cocina y lo que realmente necesitas. Veamos los aspectos más importantes que debes tener en cuenta para elegirlo con eficacia.

¡La elección perfecta!

Lo primero que debes hacer es analizar los tipos de extractores que hay actualmente en el mercado, mirando con detalle su tamaño, funcionamiento y características. Tienen también diferentes lugares de ubicación, y es indispensable elegir en dónde va a ir para poder decantarte por un diseño u otro. Actualmente los hay que van en la pared, en las alacenas o sobre la encimera.

Extractor para la cocina
Fuente: Minspira

La forma de instalación es otro factor a tener en cuenta, ya que algunos van con una tubería que los conecta al exterior. Lo más habitual es que no necesiten esa tubería y puedan absorber la grasa gracias a los filtros que se colocan en la parte inferior. Esos filtros convierten la grasa en humo cuando la expulsan por el panel frontal.

Algunos extractores para la cocina son replegables, para mi gusto los más cómodos y bonitos. En este caso, están “escondidos” y se despliegan únicamente cuando los quieres utilizar. Son perfectos si tienes poco espacio o si estéticamente no te gusta que estén a la vista.

Hay que prestar atención también al tamaño de la cocina, o bien al espacio en concreto en el que va a ir ubicado el extractor. Esto es indispensable ya que los hay de muchos tamaños y lógicamente debes elegir el que encaje perfectamente en el hueco disponible. De nada te vale elegir un extractor para la cocina precioso y muy funcional si después no lo puedes poner porque no cabe.

Su ubicación se elige también en función del tamaño de la cocina. Si es pequeña, lo mejor es que te decantes por un extractor fijo o uno inclinado. Ambos ofrecen muy buenas prestaciones, están muy bien de precio y puedes encontrarlos en diseños variados que encajarán perfectamente en todo tipo de estilos.

¿Cuánto consumen los extractores?

La campana extractora es de los electrodomésticos que menos consume, aunque ese gasto dependerá principalmente del modelo elegido y del tiempo que lo tengas en funcionamiento. En cálculos medios, un extractor que funciona con potencia mínima consume unos 70 w/h, mientras que en su máxima potencia y con la luz encendida llega a los 200 w/h. Lo más habitual es que los extractores tengan 3-4 velocidades.

¿Cómo son los más modernos?

Extractor para la cocina
Fuente: I-Cocinas

Si quieres elegir un extractor de los más modernos, resulta muy interesante ya que incluyen funcionalidades muy prácticas. Además de tener varias potencias y un punto de luz, algo básico en todos los extractores para la cocina, estos novedosos modelos incluyen funciones automáticas que son muy prácticas. Entre ellas se destacan la desconexión automática con retardo si te olvidas de apagarla, activación automática, control de la capacidad de aspiración o programación electrónica de la velocidad gracias a sensores incorporados.

¡Su mantenimiento es muy sencillo!

Aunque haya muchas personas que parece que temen el momento de limpiar el extractor para la cocina, lo cierto es que su mantenimiento es muy fácil. Lo único que tienes que hacer es cambiar el filtro una vez al año, así el extractor estará en perfectas condiciones y su vida útil aumentará. Un filtro nuevo permite 5 años de uso óptimo, pero se recomienda cambiarlo anualmente por si el desgaste redujera la calidad de sus prestaciones.

Otro truco muy interesante para hacer que la campana extractora dure más es procurar que en la cocina no haya corrientes de aire. Sí debe haber una ventana exterior para ayudar al trabajo de ventilación, así el humo se irá por ahí y no se desgastará tanto el extractor.

Si tienes en cuenta todos estos detalles a la hora de elegir un extractor para la cocina, estoy segura de que te llevarás al casa el más adecuado. Aunque parezca que no es muy importante, elegir uno que no va bien en tu cocina puede ser un incordio. ¿Qué tipo de campana extractora tienes en casa? ¿La elegiste tú o ya venía incorporada?

Dejar respuesta