Elementos para decorar tu dormitorio

Seguro en más de una ocasión has cerrado tus ojos y pensado que tu dormitorio se encuentra decorado con los elementos que siempre has querido tener. Sin importar cuál es el aspecto actual de este, debes saber que solo basta tener en cuenta un par de factores para que la modernidad y el estilo hagan presencia en todo momento. En este caso, conocerás cómo decorar tu dormitorio con algunos elementos claves que juegan un papel relevante a la vista del observador.

Tips para decorar el dormitorio

Son muchos los consejos de decoración que siguen siendo infalibles pese al paso de los años. Algunos como la pintura de las paredes, la cantidad de iluminación que entra por la ventana o la disposición de los objetos son solo algunos que no debes olvidar si deseas un cambio radical en el aspecto de este.

Sin embargo, pocas cosas pueden hacer un cambio tan grande como los muebles para el dormitorio.  A continuación, conocerás cuatro elementos que debes adquirir para lograr una decoración moderna de tu habitación:

La cama como elemento central

Las cama es, sin duda alguna, lo primero en lo que debes reparar si tienes en mente una renovación en la decoración. Después de todo, es el elemento central de toda habitación y, si quieres masificar esa función primaria, no debes tomar la elección de esta a la ligera.

También te puede interesar:  Aprovechar el hogar

Hoy en día están muy de moda los sofás cama por las limitaciones en el espacio, pero siempre y cuando puedas permitirte una cama con las proporciones indicadas, es mejor que no escatimes en adquirirla. Afortunadamente para ti, en el pasado quedaron esos modelos aburridos y tradicionales que solo ayudaban a transmitir una sensación monótona.

De esta manera, los diseños contemporáneos logran diluir todos los componentes de una estructura funcional con aspectos estéticos llamativos. Un ejemplo de ellos son las camas tatamis modernas, las camas escandinavas, las que cuentan con un dosel integrado o aquellas que se mantienen parcialmente en el aire (conocidas como camas flotantes). Para los niños, en otro sentido, las camas nido son una excelente opción para decorar en un reducido espacio.

El armario ideal en el lugar ideal

Un armario es mucho más que un simple mueble donde puedes guardar la ropa. Su uso también pasa por un valor estético que, junto con el funcional, lo convierten en una pieza clave de la decoración. Así, tienes decenas y decenas de modelos para escoger que se acoplan de forma perfecta con el estilo o el diámetro de la habitación.

Sin embargo, dos modelos deben estar en tu primera lista de opciones a considerar: el armario minimalista de madera con reminiscencias clásicas y aquellos con aleaciones modernas que colocan a tu dormitorio en la vanguardia de la decoración.

Los primeros son ideales para los amantes de la decoración que no requiere grandes detalles ni acabados para sobresalir. Este tipo de armario, como es natural, debe compaginarse de forma perfecta con los demás objetos del dormitorio. Los segundos, generalmente fabricados con melamina, transmitirán una sensación futurista y moderna a todo aquel que cruce el umbral de la habitación.

También te puede interesar:  Cruceros al alcance de todos

El toque sutil de una mesa de noche

Una buena mesa de noche es un elemento imprescindible en una habitación decorada. A la hora de elegir existen algunos pequeños errores que muchas personas tienden a cometer. En este caso, lo ideal es que optes siempre por colores claros, tomando como referencia los diferentes tonos el color marrón. Estos, como sabes, se conjugan con casi cualquier color y combinan de forma perfecta con la cama o el armario. Nunca debes adquirir una mesa de noche con colores muy fuertes que no se lleven bien con la iluminación del dormitorio o con los demás elementos de él.

Otra cosa que debes tener en cuenta es la utilidad funcional de la mesa, es decir, en el uso real que de verdad puedes darle. Es normal dejarse llevar solo por el valor estético (su forma, color, textura y demás) y dejar al margen los demás elementos importantes (como las dimensiones o  la cantidad de cajones). Ten presente que la decoración toma como referencia dos sentidos: la utilidad de esta y el valor estético de lo que se renueva.

Un baúl como toque final

Para finalizar, no hay nada como los toques clásicos que perduran pese al paso de los siglos. Los baúles, en este caso, son quizá el objeto más valioso que se puede utilizar con este fin. No necesariamente tienes que optar por un modelo grande y estrepitoso, uno de dimensiones pequeñas puede ser igualmente útil para lograr esa sensación que se está buscando. Solo debes elegir aquel que se ajusta al estilo y forma que más te gusta para que se integre de forma casual con la habitación.

También te puede interesar:  Tips para la limpieza diaria del hogar

Además de los elementos que se han nombrado, existen otros como los zapateros, los chifoniers y las cómodas que, de igual forma, pueden hacer una gran diferencia en la decoración. Si no cuentas con el presupuesto suficiente no debes desesperar: paulatinamente puedes ir cambiando los objetos del dormitorio hasta poder renovar por completo el lugar a tan solo un par de meses.