Eliminar la humedad de las paredes usando sal

Si estás buscando eliminar la humedad de tus paredes podrás hacerlo fácilmente usando sal. En este artículo encontrarás el paso a paso para lograrlo con éxito.

El exceso de humedad es algo frecuente en las paredes de los hogares, más aún cuando se trata de edificaciones viejas. Además de ser manchas que pueden resultarnos antiestéticas pueden generar la aparición de hongos que afectan a la salud de las personas, especialmente para quienes sufren enfermedades como el asma y las alergias.

Diferentes tipos de humedad

Eliminar la humedad
Fuente: Bachmont

Podemos decir que existen diferentes tipos de humedad en los muros, dependiendo del tipo de mancha que se trate será manera apropiada para eliminarla. Si tienes que solucionar pequeñas manchas puntuales de humedad podrás hacerlo usando sal.

En este caso lo primero que tendrás que hacer es colocar en un recipiente un kilo de sal gruesa. Coloca el recipiente en el ambiente en el que desees eliminar la humedad. Al pasar 48 horas notarás que la sal ira absorbiendo gran parte de la humedad ambiente.

Ten en cuenta que la sal es uno de los productos de origen natural que son más absorbentes, ademas de ayudarte a combatir la humedad de las paredes te ayudará a quitar las manchas de moho de la ropa y de otras superficies.

Te darás cuenta que la sal está trabajando correctamente porque la notarás ennegrecida o muy mojada. Este es el punto donde nos daremos cuenta que ha llegado al máximo nivel de absorción de humedad. En ese momento será necesario que cambies la sal, poniendo un kilo nuevo que continuará haciendo su trabajo.

También te puede interesar:  10 Ideas para decorar tu despacho en casa

Maneras de evitar la humedad

Eliminar la humedad
Fuente: Sergio Sanchez

Si bien la sal gruesa es una excelente alternativa, y muy efectiva para quitar las manchas de humedad también es necesario que se tomen las medidas necesarias para evitar que aparezca la humedad en la casa y así no se lleguen a formar las manchas.

Es muy importante que ventiles la casa todos los días, de esta forma el aire se ira removiendo, también es fundamental el uso de un extractor con el que cocinas. Durante el invierno la calefacción no deberá superar los 20 graos y la ropa recién lavada se deberá secar en el exterior, donde reciba aire fresco.

En muchos casos, cuando tengas que disimular las manchas de humedad podrás pintarlas, teniendo presente en todo momento que si no se toman ciertas medidas el resultado no será del todo perfecto.

La pintura que tienes que usar deberá ser antihumedad, este tipo de pintura se puede conseguir en las tiendas especializadas o en los negocios de decoración y mantenimiento. Antes de usarla deberías que limpiar bien la pared para quitar las manchas, de lo contrario el resultado no será muy bueno.

Sin lugar a dudas la humedad es uno de los factores que más perjudican las paredes, especialmente para las personas que sufren de alergia o problemas respiratorios. El problema parece incrementarse en las épocas de lluvia, por eso es necesario mantener las habitaciones correctamente ventiladas y sin vaho.

Un sitio húmedo, además de tener un aire viciado genera un olor extraño, bastante desagradable. Si quieres tener un ambiente más saludable deberás evitar que no se pueda respirar en él.

También te puede interesar:  Viviendas con humedad, cómo tratarlas (Parte II)

En la época de lluvia la humedad se hace más presente en las casas, al tener una mala ventilación el problema crece, generando un mal olor y la posibilidad de encontrar agua condensada por todas partes. Lo primero que debes hacer es ventilar la casa, generando que el aire circule y que se limpie y refresque cada espacio de la casa, especialmente en sitios como el baño o cocina, que suelen ser estancias donde naturalmente se acumula un mayor grado de humedad.

En la cocina, si quieres evitar la aparición de humedad lo mejor es usar el extractor o tapar las ollas cuando el agua empiece a hervir, así la cocina no se llenará de vapor. Por más que no lo creas estas simples prácticas cotidianas son muy buenas para evitar o reducir la humedad de los hogares.

Es muy importante que durante la época más fría del año mantengas los ambientes calefaccionados de forma adecuada, entre 19 y 20 grados, si el aire es demasiado caliente se generará más humedad. En estos casos podrás colocar en los ambientes algunos absorbentes de la humedad ya que ayudará a que se controle el problema y tiene ambientes mucho más saludables.

Otros detalles simples como evitar tener muchas plantas en la casa podrás evitar que se incremente el vaho.

Las casas que tienen graves problemas de la humedad deberán tener los muebles ubicados de tal manera que se permite una buena circulación de aire, en estos casos se tendrá que dejar espacios libres, evita tener muchos muebles pegados contra las paredes.

En este artículo nos hemos referido a uno de los problemas más frecuentes que sufren los hogares, la humedad. Esperamos que mediante estas simples pautas puedas evitar que el problema continua, ya que puede convertirse en un problema para la salud.

También te puede interesar:  ¿Es conveniente colocar vinilos en el baño y en la cocina?