Una de las principales ventajas de tener una casa grande es que se pueden tener diferentes rincones y espacios para todo tipo de momentos y ocasiones.

Por ejemplo, ¿qué tal un rinconcito para tomar café? Un espacio reservado para tomar un café con las visitas, o tú sola puede ser una muy buena idea. Y además, puedes decorarlo con el estilo que prefieras. Por ejemplo, ¿qué te parece esta idea?

Se trata de poner una mesa y un par de sillones al estilo de los cafés americanos, esos que vemos siempre en las películas. Lo cierto es que la idea es realmente original, y tampoco requiere de un espacio enorme. Además, este toque vintage le daría un aire muy original a tu casa.

Yo reconozco que me gusta mucho. En la mesa puedes poner algún detalle en la misma línea, e incluso un servilletero, como los de los bares. Este rión también te puede servir para comer en plan informal. ¿No te parece muy original?

Foto de desire to inspire