En habitaciones para niñas, el color rosa sigue marcando estilo

Pese a quien pese, porque es cierto que tiene muchos detractores, el color rosa sigue siendo el rey en la decoración y en los accesorios de las habitaciones infantiles femeninas. A las niñas les suele gustar mucho el color rosa y a muchas madres y a algunos padres también, los fabricantes de complementos textiles y otros elementos para estos dormitorios, lo saben y siguen creando muchas de sus piezas en este color.

cama-rosa

La verdad es que el color rosa reune muchas cualidades, es un color alegre a la par que relajante, transmite dulzura y tranquilidad, combina muy bien con muchos otros y tiene tonos diversos que se pueden alternar para conseguir efectos decorativos interesantes, desde el rosa chicle más delicado para los más clásicos, hasta el fucsia más eléctrico para los más atrevidos.

El rosa es uno de los colores mas aconsejados por el feng shui, para los cuartos de las niñas aunque puede ser combinado con detalles en otros colores, el rosa sobre blanco, resalta especialmente la pureza y la inocencia de los bebés. Para niñas un poquito más mayores, podemos combinar con naranja, verdeamarillo, en realidad, casi se puede combinar con cualquier color, puesto que el rojo, que antiguamente estuvo prohibido para ser combinado con el rosa, actualmente no sólo ha dejado de estar prohibido, sino que incluso está de moda.

De todos modos, aunque es el color más ampliamente elegido, no es ni tiene porque ser el único, al contrario, en la variedad está el gusto. También están muy de moda y con razón, los colores naturales propios de los tejidos, los colores crudos del hilo, el lino y el algodón con bordados en marrón, son neutros, frescos, sencillos y limpios y por lo tanto muy adecuados para complementos de bebés. Lo mejor es tener un par de juegos de cama y saquitos diferentes y variar, para no caer en la monotonía.

También te puede interesar:  La importancia de los colores