Elegir muebles para la terraza en primavera

Hoy comienza la primavera en el hemisferio norte del planeta y muchos estamos deseando que llegue el buen tiempo para disfrutar de la terraza de nuestra vivienda, para ello necesitamos que la terraza esté bien amueblada y la elección de los muebles y complementos es por tanto muy importante.

decorar una terraza

Existen infinidad de materiales que se utilizan en la fabricación de muebles para la terraza todos tienen ventajas e inconvenientes así que, como en todo es cuestión de sopesar pros y contras y tomar la decisión más acertada en cada caso, pero para ello es conveniente conocer algunos detalles acerca de las características de estos muebles.

Los muebles de madera son muy cálidos y acogedores pero, al aire libre su duración es relativamente corta porque pierden color con el sol y se agrietan con la humedad. Aunque existen muchos tipos de madera, en concreto la madera de teca es una de las más adecuadas para el exterior, pero tiene un inconveniente y es que su precio suele ser muy elevado.

Los muebles de fibras naturales como el mimbre o el bambú son ideales para terrazas cerradas, aportan al ambiente elegancia, calidez y un toque rústico, están especialmente indicados para las zonas de mucho calor porque son frescos, además son ligeros y baratos pero a cambio requieren bastantes cuidados de limpieza y mantenimiento.

El hierro forjado es un material pesado, da sensación de solidez y firmeza, es muy resistente a las inclemencias del clima pero necesita un tratamiento para el óxido, además permite infinidad de diseños que serían difíciles de conseguir con otros materiales, se puede decir que es el material para muebles de exterior por excelencia.

También te puede interesar:  Sillas y menaje de señales de tráfico reutilizadas por Boris Bally

El aluminio es tal vez la tendencia más vanguardista, es un material moderno, ligero y que no se oxida, resiste bien el sol, la humedad, el agua y los golpes, los muebles de aluminio duran muchos años y requieren cuidados mínimos, tienen gran resistencia a la corrosión, pero su mayor inconveniente es el precio ya que suelen ser bastante caros.

El plástico o las resinas sintéticas son materiales muy baratos, resistentes, ligeros y fáciles de limpiar, los muebles de este material no requieren ningún cuidado especial, son por tanto los más prácticos y funcionales pero estéticamente, salvo alguna excepción, dejan bastante que desear.

Resumiendo la madera y el hierro forjado son los más tradicionales, el plástico el más barato, los ligeros como el aluminio y el plástico son más fáciles de trasladar pero también corren el riesgo de ser arrastrados por el viento, el aluminio el más vanguardista y resistente pero también el más caro…ahora solo falta decidir…

Un consejo: Para ahorrar espacio se deben comprar muebles plegables o apilables.