A la hora de decorar una cocina hay muchas ideas y alternativas muy diferentes que pueden funcionar muy bien. Ayer mismo hablábamos de ideas muy originales, como colocar un suelo ajedrezado para ponerle un estilo original a esta zona de la casa, a la que no siempre dedicamos la atención que se merece, al menos, en lo que se refiere a la parte más decorativa.

Por eso, cuando encontramos cosas como esta, merece la pena prestarles atención. Por lo general, las encimeras de la cocina suelen ser de mármol, formica, o Silestone, un material que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos. Pero he encontrado esta alternativa, que la verdad es que puede quedar muy bien: encimeras de cerámica.

¿Qué te parece lo bien que queda?

Lo cierto es que una de las ventajas de este tipo de encimera es que se puede personalizar con diferentes tipos de baldosas, en colores de lo más variado, haciendo dibujos con los colores de las baldosas… Además, hay una amplia gama de baldosas muy originales que pueden quedar muy bien para decorar la cocina.

Entre las desventajas de este tipo de encimera habría que destacar el hecho de que las junturas entre las baldosas se pueden ensuciar y ser complicadas a la hora de limpiarlas, y además, puede haber algún que otro problema si por un golpe fuerte se rompe una de las baldosas, ya que para repararla hay que sacar la baldosa y cambiarla por una igual (o sea, siempre hay que tener baldosas a mano).

También te puede interesar:  Las ventajas y desventajas de las cocinas integrales en mármol

Lo que está claro es que la idea es original, y tiene a la vez un toque rústico y actual, una mezcla muy original que puede ser todo un acierto a la hora de poner un toque diferente y con personalidad en tu cocina.

Fotos de Apartment Therapy