El rojo es un color muy actual, que da fuerza y vitalidad, y que puede ser todo un acierto a la hora de decorar tu casa. Claro, que también hay que tener en cuenta que se trata de un color que no encaja con todos los estilos ni con todas las personalidades. Vamos, que si lo tuyo es la discreción y no te gusta destacar, el rojo puede no ser la mejor elección.

Pero si apuestas por los colores fuertes y por tonos diferentes para darle un estilo personal a tu casa, entonces no lo dudes, el rojo es una opción a tener en cuenta. A mí me encanta, sobre todo, después de ver estas imágenes.

Y es que la idea de este post es la siguiente: llevar el color rojo a la entrada de tu casa. Nada del salón, una pared del baño… No. Rojo nada más entrar, para que nada más poner el pie en tu casa, tus invitados se den cuenta de que se trata de una casa con mucha personalidad.

¿Te gusta la idea? A mí me encanta, tengo que reconocerlo. Además, hay determinadas combinaciones que hacen que aún quede mejor. Por ejemplo, poner un espejo es todo un acierto, y combinar la pared en rojo con detalles en negro, como una cómoda, por ejemplo, y algo en blanco.

Un perchero en negro puede ser también un complemento perfecto para tener en tu entrada en color rojo. Por cierto, con el suelo en madera queda todavía mejor.

También te puede interesar:  El negro, un color muy "Halloween"

Aquí te dejo unas cuantas imágenes, para que veas ideas. En algunas, el rojo aparece solo en detalles, como una mesa, por si apuestas por el rojo pero no te atreves con las paredes. Seguro que ahora no tienes dudas: el rojo es una muy buena alternativa para tu entrada.

Fotos de Apartment Therapy