Envolturas divertidas para el día de Reyes

Envolturas en forma de animalitos para los regalos de Reyes

Para muchos la temporada de fiestas tradicionales ya ha acabado, pero para otros, especialmente aquellos que tienen niños en su familia, aún queda una de las fechas más importante: el día de Reyes!, y si te acuerdas de tu infancia, comprenderás que este día es uno de los momentos favoritos del año para los peques de la casa, por lo que además de obsequiarle con un bonito regalo, ¿qué mejor que hacerlo de una forma novedosa y muy divertida?

Como puedes ver en las fotografías, la idea de hoy es convertir cada obsequio de Reyes en una graciosa mascotita a partir de su envoltorio, por lo que resulta perfecta para los niños pequeños, o para alguna señorita romántica.

Los materiales que necesitarás son: papel de regalo o kraft de colores lisos, tijeras, marcadores, pegamento y algodón.

En primer lugar, ten en cuenta que esta idea está especialmente destinada para aquellos obsequios que vengan en paquetes cuadrados y no demasiado grandes. Luego, cuando ya tengas tu regalo escogido, envuélvelo muy bien con el papel de regalo, y ciérralo por los costados, asegurando con pegamento. También puedes utilizar cinta adhesiva, pero ésta no queda tan bien estéticamente.

Envolturas en forma de animalitos para los regalos de Reyes

Cuando el obsequio esté forrado, procede a dibujar en un trozo de papel de regalo las orejas del animalito que vayas a realizar, ya sea un conejo, un gato, un mapache, o hasta un oso. Realiza algún detalle con los marcadores para dotar de más realismo a estas orejas, y recórtalas con mucho cuidado.

Ahora solo debes plegar un centímetro de la base de cada oreja, y pegarla al obsequio de la forma que más te guste: paradas, ladeadas o caídas.

También te puede interesar:  Ideas para la habitación infantil

El siguiente paso será trazar la carita de la mascota con ayuda de los rotuladores, sin olvidarte de aquellos detalles que representan a cada especie: los dientes del conejo, los bigotes del gato, o el hocico del oso.

Por su parte, en el caso del conejo, puedes complementar tu envoltorio decorativo con un pom pom de algodón en la parte trasera a modo de rabo. Queda muy simpático!

Con estos simples pasos podrás envolver  todos tus obsequios de Reyes de una forma muy divertida que de seguro agradará a todos tus niños, por lo que verdaderamente tenemos que felicitar a Natalia, de PetitPot, que ha sido la creadora de esta original idea.