Errores comunes al escoger el color de las paredes

A veces cuando se van a pintar a escoger colores para pintar las paredes se suelen cometer errores comunes que suelen tener consecuencias desastrosas en la combinación de colores. Pero en cambio, si eres capaz de escoger los colores acertados sin duda encontrarás un gran bienestar tanto dentro de tu hogar como dentro de ti. Hoy quiero mostrarte los errores más comunes a la hora de escoger el colores de las paredes para que no caigas en ellos en el momento que tengas que elegir entre unos colores u otros.

No tener en cuenta las combinaciones

Para saber si un color va bien con otro tendrás que conocer al detalle el círculo cromático y saber cómo se combinan los colores de forma acertada, por ejemplo el color que esté justo enfrente del color que te guste sería un color acertado. Si no conoces mucho acerca de cómo elegir los colores que mejor van gracias al círculo cromático te animo a que te informes.

paleta de colores
Fuente: mueblesrustiko.com

No conocer la regla 60/30/10

Esta regla para escoger los colores de las paredes es básica además de muy importante. Es una de las formas más acertadas de poder escoger los colores que mejor combinaran. Esta regla consiste en que en el 60% de la habitación reinará un color que será el dominante, después habrá uno 30% de otro color que será el color secundario y por último existirá un 10% de color que será el que aporten los detalles.

También te puede interesar:  Decoración de paredes de LEGO para habitaciones infantiles

No tener en cuenta la iluminación de la estancia

La iluminación de la estancia resulta primordial para que la decoración y los colores sean los adecuados. Pero no sólo tendrás que tener en consideración las luces artificiales sino también la luz natural que entra durante el día, porque si es una estancia sombría tendrás que potenciar los colores claros para que tenga mayor amplitud, por ejemplo.

¿Tú cometes algunos de estos tres errores comunes a la hora de escoger los colores para tus paredes? ¡Ya no tendrás excusa!