Escaleras para no subirte ni pasar por debajo

Reciclar para decorar es algo que llevamos muy bien, tan bien que cualquier cosita nos sirve para hacer el mejor objeto de decoración de nuestra casa. Hoy he visto una idea que os va a gustar mucho, y es vamos a ver escaleras para no subirte ni pasar por debajo, por si eres supersticiosa. Vamos a ver cómo hacer estanterías con escaleras, una manualidad muy sencilla y bonita.

Escaleras para no subirte ni pasar por debajo

Gracias al reciclaje podemos realizar objetos únicos y especiales que nadie más tendrá, porque los haces tú, con tu imaginación. Y hoy, las escaleras que servían para trabajar, harán las veces de estantería en tu salón, formando parte de la decoración de tu hogar.

A parte de las escaleras, necesitaremos algunas tablas y algunos clavos. Que por mucha imaginación que tengamos, sin estos elementos no hacemos una estantería ni nada que se le parezca.

No son materiales difíciles de conseguir, de hecho las tablas también pueden ser recicladas. Eso sí, como consejo, si las coges de algún lugar de la calle, o de tu casa, pero están muy feas, deberías lijarlas bien, hasta que queden suaves, limpiar con un trapo el polvo que quede del proceso, y pintarlas de colores que te gusten, o bien barnizarlas y mantener su color natural. Con este proceso de “mantenimiento” de las tablas, evitaremos desconchones y posibles astillas que estén aprovechando el momento más inoportuno para clavarse en nuestra piel. La madera, tiene ese pequeño inconveniente, pero es muy fácil de solventar, ¿no os parece?

La escalera no hace falta que la trates con ese proceso, si la dejas como está, con sus manchas de pintura o con el paso del tiempo reflejado en su madera, podrás conseguir un mueble rústico sin comerlo ni beberlo.

También te puede interesar:  Reciclando: trípode convertido en lámpara

Abre tu escalera en la apertura que más te guste. Y entre los escalones de uno y otro lado coloca las baldas de madera, cuando las tengas “simétricas” fíjalas bien con un par de clavos y tendrás lista tu estantería sobre la que poner cualquier detalle que se te antoje.

Si tienes dos escaleras, puedes hacer una estantería más grande colocando las tablas entre las dos, que harán de soporte de este mueble. ¿Qué os parece la idea? A mí me ha gustado un montón, y sé que es una buena idea para una habitación de mi casita del pueblo. Sé que gustará a todos.

Escaleras para no subirte ni pasar por debajo

 

Imágenes: manualidadesblog