Todo niño, necesita un ambiente propicio para hacer sus tareas del colegio, lejos de los ruidos, del jaleo de casa… el estudio ha de tener un lugar adecuado. Un cuarto de estudio dedicado especialmente a ello, es lo ideal. Allí tendrá sus materiales del cole, libros… todo lo necesario para realizar bien sus tareas.

Los especialistas, recomiendan que el lugar de estudio no sea en la misma habitación, pues esto provoca estrés y mal descanso, el espacio ha de ser diferente, iluminado y estimulante. No vale solo buscar un cuarto para estudiar que esté alejado de todo aquello que les pueda molestar, este lugar ha de ser el más iluminado  de la casa, pues la luz natural sirve de estímulo.

En cuanto al espacio, se ha de intentar que se sienta con total movimiento y libertad, los lugares estrechos no ayudan a la concentración e incentivan el estrés.

Los colores claros  dan paso a la luz (blanco, celeste…), aunque también puedes escoger el color preferido del niño para que se sienta a gusto.

La elección del escritorio correcto, simplemente consiste en un mueble que tenga espacio suficiente para sus materiales escolares. La lámpara del escritorio es indispensable, al igual que los estantes. Para facilitar el movimiento, las sillas con ruedas son aconsejables.

Si en tu caso, necesitas que el escritorio conste de más de una plaza, los hay dobles o triples, pero siempre procurando que cada uno tenga su espacio.

Las mesas de rincón, suelen ser muy útiles para aprovechar las esquinas, en ellas se pueden dejar libros, organizadores… e incluso se puede utilizar la pared a modo de pizarra.

También te puede interesar:  Decoración de oficinas

Fuente: espacio niños