La cocina suele ser el lugar de la casa más clásico y también en el que más cosas se mueven al día. El desayuno, la comida, el picoteo de la tarde, la merienda… por eso es importante tenerla bien organizada para que, a pesar del trasiego que se vive en ella, todo esté ordenado.

Lo mejor es que los muebles sean modulares y estén bien distribuidos, de esta forma tendrás un fácil acceso a todo y no perderás tiempo buscando lo que necesites. Si tienes una cocina grande y puedes instalar un armario, lo ideal es que pongas cajones o baldas extraíbles bien repartidos, como los que ves en la foto de abajo.

Otro consejo para organizar la cocina es que no mezcles cosas. Si tienes un cajón en el que al final está todo revuelto al final acabarás perdiendo mucho tiempo buscando cubiertos o utensilios de cocina. En los cajones puedes instalar separadores y así tendrás todas tus cosas mucho más a la mano. Como nos decían en la escuela: los cuchillos con los cuchillos, los tenedores con los tenedores…

Aprovechar al máximo el espacio es fundamental si tu cocina es pequeña. Para ello puedes utilizar armarios rinconeros,como el de la foto que puedes ver en la galería, o bien, puertas plegables para que, a pesar de tener muchos compartimentos, puedas abrirlas fácilmente sin que choquen con nada.

Lo fundamental en estos casos es la organización antes de comenzar a instalar muebles sin ton ni son. Puede que en algún momento necesites instalar un nuevo espacio de almacenaje. En ese caso, mira bien todas las opciones que tienes y escoge una que no desentone con tu cocina pero te permita moverte. Es muy agobiante una cocina estrecha.

También te puede interesar:  Taburetes altos y bajos que sirven de silla