ninos

El jardín suele ser uno de los lugares más adorados por los niños, ya que es allí donde pasan horas y horas jugando. Nosotros como padres buscamos lo mejor para ellos, pero el problema se presenta a la hora de conciliar sus juegos junto con la decoración de nuestro jardín. Son dos aspectos muy importantes y difíciles de combinar. Aquí te daremos algunas ideas, para que tengas en cuenta y para que cuides sobre todo la seguridad de tus niños:

Las plantas: coloca plantas que sean resistentes, ya que es muy probable que reciban pelotazos, u otro daño ocasionado sin intención por tus niños. Además escoge plantas sin espinas, por muy bonitos que queden los rosales, resultan muy peligrosos ya que cualquiera de ellos podría lastimarse sin querer.

La piscina: busca una piscina que se adapte a tus niños, es decir, piscinas con desniveles, aptas para todas las edades con zonas playas para los más pequeños y zonas ondas para los más grandes. Además asegúrate de colocar vayas metálicas en los bordes de las piletas para que ellos puedan sostenerse.

La huerta: puedes destinar una parte de tu jardín a una huerta para tus niños, resulta una actividad didáctica, entretenida y útil, tanto para ellos como para toda la familia.

Por último, asegúrate de que no haya objetos en mal estado que puedan ocasionar algún accidente. Todos los elementos de madera deben estar bien lijados y barnizados, y olvida todos los objetos decorativos que acaben en punta mientras haya niños presentes. Así podrás evitar múltiples accidentes indeseables.

También te puede interesar:  ¿Habías visto alguna vez unas sillas con esta original decoración?