Siempre se ha dicho eso de que menos es más y desde luego, es algo que han llevado a la práctica al pie de la letra en el diseño de este original espejo. Y es que se trata de un espejo reducido a la mínima expresión. Y es que un espejo sirve para mirarse, ¿no? Pues eso es precisamente lo que se puede hacer con este espejo. Mirarse… pero a los ojos y poco más.

Lo cierto es que la idea es muy original, aunque no estoy del todo segura de que se trate de un detalle muy práctico. Eso sí, es muy bonito a nivel decorativo.

Fíjate bien en cómo es el espejo…

Se trata simplemente de un rectángulo, muy alargado y estrecho, un detalle perfecto para poner un toque a la última en tu casa. Son muchos los espacios en los que puede quedar muy bien, por ejemplo, en la entrada, encima de una cómoda, encima de la bañera… Eso sí, no sé si es el modelo más indicado para colocar encima del lavaba o, porque solamente podrás mirarte los ojos. En cualquier caso, es un detalle perfecto para colocar en cualquier estancia de estilo minimalista, ya que aporta un toque diferente, pero a la vez, muy sencillo.

Fíjate en estas ideas para colocarlo.

Por cierto, este original espejo es un diseño de Bart Lens, y se llama For Your Eyes Mirror, o lo que es lo mismo, Espejo para tus ojos. Y desde luego, el nombre que le han puesto no podría ser más acertado. No sé si te has dado cuenta en alguna de las fotos, pero en uno de los extremos el espejo dibuja una ligera curva, como si se tratase de una pestaña. Vamos, que es pequeño, pero no le falta originalidad.

También te puede interesar:  Consejos para una decoración navideña (continuación)

Vía| Design Milk