Lo de reciclar está muy de moda, así que ¿por qué no te apuntas a la tendencia? Además, con esto de la crisis, seguro que te viene de maravilla ahorrar algún que otro euro.

La verdad es que me ha encantado esta idea para decorar espejos, sobre todo porque te permite hacerlo a tu gusto, y eligiendo el estilo que quieres para el lugar concreto en el que vas a colocar el espejo. Y es que está claro que no es lo mismo ponerlo en el baño, que en la sala de costura o en la habitación.

La idea es la siguiente: consigue un espejo circular y alrededor, pega lo que quieras: bobinas de hilo, cucharillas…

Ya ves que hay muchas opciones, aunque una de las que más me gustan es esta:

Y es que con las pinzas de la ropa, el espejo se convierte también en un lugar estupendo para dejar alguna que otra notita.

Es una idea muy original, y ya ves que no es demasiado complicada.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decantadores... ¿o lámparas?