El baño es una de las estancias de la casa en la que no siempre invertimos todo el tiempo necesario, en lo que se refiere a la decoración. Y es que sin duda, es una de las partes de la casa en las que predomina el lado más funcional, y en la que dejamos un poco aparte el lado más decorativo.

Por eso, cuando aparecen ideas tan originales como esta, me parece una muy buena opción aprovechar la idea para dar un cambio y un aire nuevo al baño. La verdad es que me gusta mucho lo bien que queda esta alternativa: decorar con espejos.

Los espejos son un recurso estupendo a la hora de decorar. Por un lado, son ideales porque ayudan a dar una mayor sensación de amplitud en la estancia y por otra parte, porque decorativamente quedan muy bien. Por eso, me esta idea me ha encantado. Otra de las ventajas que tiene es que no es muy difícil de llevar a cabo, puesto que no hace falta nada, solo unos cuantos espejos, para llevar a cabo la idea.

¿Qué te parece?

La verdad es que en este caso, me gusta mucho lo bien que queda. Y es que si te fijas bien, verás que los espejos son espejos de tocador, de los que se utilizan para mirarse, con soporte y todo. Precisamente cuelgan del soporte, y los hay de varias formas y tamaños, un detalle que también da variedad y queda genial.

Además, conviene colocar un espejo o dos más grandes, que sirvan para poder mirarse, porque estos son solamente decorativos. ¿te gusta? Pues ya sabes, solo te hacen falta unos cuantos espejos tipo tocador, ¡y a colgarlos en la pared del baño!

También te puede interesar:  Bañeras de diseño

Si te fijas en la foto, ¿ves que reflejan distintos puntos de vista de la habitación?

Foto de Design Sponge