Espejos un clásico renovado

0
99

El espejo no pasa de moda, es silente observador de quien pasa. Complice del que delante del el se prepara para un gran día y reflejo del tiempo y del ambiente. Por eso es una excelente opción para decorar los muros.

mirallmar_01_sq.jpg

Espejo Mirallmar de Eduard Samsó

Ayudan a ampliar el espacio, pero no sólo eso, pueden ser protagonistas de un espacio. ya sea por un marco muy lucidor, (sobre todo aquellos espejos barrocos heredados por alguna abuela) o bien pueden ayudar a crear un ambiente.

Un buena idea es reflejar algo que quieras dar importancia: Por ejemplo una pared en un color vivo se puede reflejar en un espejo sobre una pared blanca, le dará un toque de color, al tiempo que hace que tu mirada se dirija hacia el muro. Puede ser hacia el exterior, enmarcando la vista de un árbol, el paisaje, el cielo, etc.

Dar movimiento a un espacio: Hace un espacio dinámico, cambiando la vista del espectador conforme a su movimiento, haciendo un recorrido más rico y complejo.

A veces ayuda a dar balance, cuando tienes un espacio con elementos difíciles de combinar entre sí y un espacio vacío, a veces la mejor solución para que no se vea una pared en blanco, o bien la típica pared de un color diferente que aún así hace que el espacio se perciba como incompleto. Es poner un espejo.

Puede ayudarte a crear un ambiente surrealista y jueguetón, que objeto más lírico que un espejo que refleja realidades desde el punto de vista de quien las ve. Para esto puedes usar espejos lo mas sencillos posibles, de cristal claro y canto pulido para que nada llame más la atención que el reflejo en sí, se pueden jugar con formas geométricas ya sea cuadradas o circulares y acomodandolos un poco al azar.

Dejar respuesta