¿Cuántas veces has comprado una estantería y has acabado poniendo los libros tumbados porque no cabían en vertical? Ese problema se va a acabar con esta bonita estantería que tiene una peculiaridad: las baldas están hechas de gomas elásticas, con lo que podrás colocar libros de diferentes alturas y ésta se adaptará a ellos.

No es una estantería clásica al uso, por lo que si quieres una decoración estándar en el salón o tu habitación, no es para ti. Pero si buscas algo útil y que se salga un poco de lo tradicional, no te lo pienses. Además, aunque parezca un poco endeble, esta estantería es muy resistente y se adapta fácilmente a todo lo que le pongas. Se sujeta a la pared gracias a unas piezas metálicas que harán que se fije sin ningún problema.

Lo mejor de esto es que, como es elástica, puedes ponerla más o menos abierta, ocupando toda la pared o sólo un hueco. Y como la goma elástica resiste muy bien, no tienes nada que temer. Además otra ventaja, la hay en varios colores y de diferentes largos, para jugar así con el diseño de tu habitación.

Además de libros, puedes ayudarte de otros objetos para cambiar la forma de esta estantería, dando así un toque de originalidad muy chulo en tu pared. Por ejemplo, poniendo una plancha grande en vertical justo en el centro, tendrás una estantería con forma de rombo. Por el contrario, si pones dos en los laterales, podrás crear dos baldas grandes. ¡Todo es cuestión de imaginación!

También te puede interesar:  Estanterías de pared, 9 posibilidades de guardar tus cosas