Cómo combinar la estantería Ivar de Ikea. ¡Sorpréndete!

Contar con una amplia capacidad de almacenaje en casa se convierte en indispensable para la inmensa mayoría. Aprovechar con ello espacios concretos es ideal para nosotros, pero… no nos engañemos. Ni queremos gastar mucho con la maniobra, ni tampoco pretendemos renunciar a un resultado la mar de bonito sea cual sea la estancia en la que necesitemos del cambio. Así que a fin de abarcar todos aquellos factores que le pedimos a dicha necesidad de modificación en casa, hoy queremos proponerte la posibilidad de combinar la estantería Ivar de Ikea para poder adaptar la solución a tu espacio y necesidades de la más bonita, natural y también personalizable de las formas. Toma buena nota porque esta iniciativa podría venirte como anillo al dedo ;)

estantería IVAR de Ikea
Fuente: El 124

Juega con la altura, la profundidad y los accesorios

Porque cada estancia y espacio es un mundo, la serie Ivar nos proporciona distintas alturas para almacenar. Desde 124 y hasta 226 de altura, y pudiendo escoger entre fondos de 30 y 50 centímetros, las posibilidades de conseguir que alguna de las combinaciones se adapte a nuestra estancia en cuestión se amplían considerablemente. Incorporar al tiempo los distintos módulos de almacenaje que ofrece esta versión, conseguirá que todo termine de adaptarse a ti, pero si además apuestas por dar la bienvenida a alguno de los accesorios o complementos a los que podemos dar cabida entre sus alturas, tendrás la personalización mucho más que asegurada.

También te puede interesar:  Exposición de muebles y decoración IKEA
estanteria IVAR de Ikea II
Fuente: Behang Fabriek

Utiliza sólo sus módulos de almacenaje

Armarios de dos puertas, de una y con mayor altura, incorporando cómodas de tres cajones… sea como sea, lo cierto es que incluso sin los rieles que permiten seguir almacenando en altura, bien sea apoyándolos directamente en el suelo o anclándolos a la pared para conseguir un cómodo efecto suspendido, conseguirás que las tareas relacionadas con el almacenaje luzcan tan cómodas como vistosas en cualquier espacio y lugar de casa.

estanteria IVAR de Ikea IX
Fuente: Home remodeling ideas

Personaliza su estructura para sacarle el máximo partido

Dependiendo de la estancia en cuestión, la estantería Ivar de Ikea puede convertirse en tu aliada perfecta en multitud de circunstancias muy distintas. Para dar forma a un práctico vestidor, a fin de improvisar una despensa en el espacio más desaprovechado de tu cocina, en el sótano para seguir almacenando pero esta vez de forma ordenada… Al tiempo y claro está, estancias como salones, espacios de trabajo o estudio e incluso zonas de paso se verán claramente beneficiadas con su presencia.

estantería IVAR de Ikea III
Fuente: Ikea

Te sacará de apuros en cualquier estancia de casa

Contar con una estantería para almacenaje en los tiempos que corren es igual de valioso y necesario en cualquier estancia de casa. Pero tener la posibilidad de adaptar una misma estética a muy diversas necesidades y dimensiones según el caso, convertirá la estantería Ivar de Ikea en una socorrida, funcional y asequible apuesta para tener muy presente.

estanteria IVAR de Ikea IV
Fuente: Do it yourself decoration

Como a medida

Las estanterías son siempre un elemento imprescindible para las paredes en cualquier caso. Su incorporación, facilitará nuestro bienestar en casa y tener la posibilidad de contar con espacios abiertos y cerrados convertirá su uso en mucho más cómodo y también sosegado a la vista según el caso. Otro factor a tener en cuenta es el económico. Y es que creo que no hace falta que te diga por cuánto te saldría encargar a medida un espacio de almacenaje de estas características. Y aunque según la estética que persigas y estancia en cuestión pueda merecer la pena la inversión, conviene estudies muy bien pro y contras antes de decantarte por una u otra versión.

También te puede interesar:  Pequeños detalles, grandes soluciones
estantería IVAR de Ikea X
Fuente: Ikea

Adáptala al mobiliario que tienes

Siempre y cuando puedas adaptar el espacio a las dimensiones propuestas de ancho de balda o módulo de almacenaje, tendrás el aprovechamiento de espacio completamente asegurado. Con la ventaja de que al mismo tiempo y si las necesidades de la habitación en particular cambian, siempre podrás adaptar su uso a otros menesteres o lugar en cuestión.

estanteria IVAR de Ikea V
Fuente: Poppytalk

Estantería Ivar de Ikea: Personalízala

Su estructura en madera maciza y su acabo en natural sin chapar ni tratar, te permitirán dar rienda suelta a la imaginación tanto como desees. Pinta únicamente los rieles para darle un toque original y distinto y deja que los frontales luzcan en su acabado natural, saca a relucir al artista que llevas dentro y anímate a poner el toque más artístico en sus frontales. Forra sus caras con vinilo o papel pintado…

estanteria IVAR de Ikea VI
Fuente: Decoralia

Aprovecha hasta el último rincón

No está la cosa como para ir desaprovechando metros en casa. Aprovechar los perímetros al máximo te resultará la mar de socorrido (sobre todo con el paso del tiempo).

estanteria IVAR de Ikea VII
Fuente: Macarena Gea

Al natural o no

Si lo tienes muy claro desde el principio, adelante. Pero si no terminas de verlo desde un primer momento, buena idea puede ser la de lucir la estantería Ivar de Ikea al natural, para posteriormente y con el paso del tiempo, volver a estrenar estética a través de un original y personal tuneo.

estantería IVAR de Ikea VIII
Fuente: Decoraiso

Como has podido ver, combinar la estantería Ivar de Ikea puede dar lugar a múltiples y muy funcionales versiones de almacenaje que en cualquier caso conseguirán cumplir tus expectativas mientras encuentras la solución perfecta a un estupendo precio. Para tener en cuenta en futuras incorporaciones ¿no crees?

También te puede interesar:  Ikea: Usando Kludd en la cocina