Este diseño es uno de los más curiosos que he visto hasta ahora en cuanto a estanterías. Porque de caótico que es, me encanta.Se trata de la estantería Split, de Peter Marigold, que ha jugado con un principio matemático que habla sobre los ángulos. Grosso modo – porque ni soy matemática ni la mayoría de vosotros tampoco – este principio consiste en que los ángulos invertidos de una forma dividida, siempre forman 360 grados.

La teoría es mucho más larga, pero lo que viene a significar, al final, es que esta estantería está formada por secciones de cuatro tablas unidas entre sí de un manera un poco a lo loco. Pero como ves, todos los polígonos cierran su bloque y forman un estante perfecto. Y a pesar de la forma, que parece que se va a venir abajo en cualquier momento, es muy estable.

Estas estanterías se han comercializado, en un primer momento, de manera artesanal, pero después han pasado a un montaje industrial que da lugar a unas cajas combinables en los tamaños que desees. Puedes dedicar un rinconcito a colocar tu estantería loca o bien toda una pared. El diseño lo pones tú, colocando las cajas como desees.

Lo mejor de este diseño – con permiso de su autor – es que una vez que conoces el principio que lo rige, tú mismo puedes crear tu propia estantería en casa. Lo único que necesitas son tablones, clavos y mucha imaginación y tiempo libre para crear un diseño tan espectacular y divertido como este. ¿Te has fijado en el desorden ordenado que crean los libros y objetos que coloques en sus baldas?

También te puede interesar:  Práctico jarrón con boquilla de relleno