Pues sí, una vez más, vamos a hablar de ideas de lo más originales para darle una nueva oportunidad a esos muebles que ya no utilizas y que están a punto de acabar en la basura. En este caso, he copiado la idea de la diseñadora de interiores Isabel Quiroga.

Se trata de coger mesas viejas, cortarlas, separarlas en módulos, darles la vuelta o lo que haga falta, y convertirlas en estanterías, en escritorios con estanterías… Como puedes ver, el resultado es de lo más original, ¡me encanta!


Luego, una capa de pintura en un color original, como es el caso del verde o el morado (que tengo que reconocerlo, me ha dejado con la boca abierta) le dan el toque final. ¿Te animas?

Vía| Renest

También te puede interesar:  Lo último en mesas