Muchas veces le damos mil vueltas a la cabeza para encontrar un estilo que sea original y que quede de maravilla en nuestras paredes. Lo cierto es que las posibilidades son muy variadas: pintar con colores originales, colocar detalles como vinilos o recubrir con madera.

Pero a veces lo más sencillo puede ser lo que mejor queda. Y esto es un ejemplo. ¿Qué te parece esta pared, que parece casi descubierta?

Claro, que aunque la sensación es de que no se le ha hecho nada, la realidad es que para que quede así de bien, necesitarás la ayuda de un profesional (a no ser que seas un auténtico manitas).

Es una alternativa perfecta para darle un aire actual y juvenil a una estancia, sobre todo para estilos rompedores y novedosos. ¿No te parece una idea realmente estupenda?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Cómo decorar con fotografías una pared