El estilo Santa Fe tiene connotaciones españolas y mejicanas, su aspecto es rústico y tosco con elementos indios.

Las paredes suelen estar en el máximo estado natural o pintadas de blanco para reflejar el sol.

Los suelos de piedra o terracota y las ventanas con contraventanas para protegerse del viento y del sol.

Su mobiliario es sólido, rectangular, oscuro y de gran tamaño con tallados de estilo español.

Las piezas pequeñas, delicadas y los detalles mínimos brillan por su ausencia.

Los artículos que suelen ser de hierro (pomos, tiradores, bisagras) suelen hacerse de hierro forjado, mientras que los asientos son de cuero labrado.

Un detalle muy bonito de este estilo son los grandes bancos y armarios empotrados que a su vez contienen arcones de gran capacidad.

Las paredes se cubren con coloridos tapices hechos a mano como los modelos típicos indios. Los cojines son similares, al igual que los manteles y alfombras. Los colores más dominantes de estos tejidos son los anaranjados, rojos, marrones y negros, es decir, los colores tierra.

Los grandes jarrones, platos y cuencos de terracota son los complementos ideales, pueden encontrarse el natural o pintados en tonos fuertes.

Los candelabros son también comunes, en los cuales, se insertan pequeñas piedras semipreciosas.

Las baldosas de cerámica con dibujos gráficos.

Existe una tradición antiquísima, casi de los orígenes de este estilo, que consiste en secar pimientos rojos picantes para posteriormente insertarlos en alambre, creando de esta forma unas auténticas guirnaldas que tenían la función de adornos baratos con un toque de alegría y colorido.

Fuente: argentino

También te puede interesar:  Sistema Cambrass