¿Natural, sintético, minimalista, dorado…? Cuál es el mejor árbol de Navidad para tu decoración? He aquí una pequeña guía para que elijas el que mejor se avenga con tus ambientes.

Artificial y plateado: ambientes con un toque rústico
Si te decantas por lo más sencillo, y eliges con un árbol plateado, es bueno que sepas que se trata de una pieza que va mejor con ambientes en donde hay una fuerte presencia natural: mueblesde madera rústica o envejecida, paredes de roca o ladrillo desnudo…

Natural e imponente: paredes neutras
Si elijes un árbol natural, procura que sea en el caso de que tengas paredes blancas o neutras, y una decoración sobria y discreta. De ese modo el pino natural, con su imponente presencia y fragancia, no resultará demasiado agobiante, y brillará con toda la magía navideña.

Artificial y en color: en armonía con las paredes
Si vas a optar por un árbol artificial de color (una tendencia cada vez más en alza) que sea en el color dominante de tu ambiente, de esa manera quedará perfectamente integrado al conjunto.

Alternativo: ambientes desenfadados
Perfilados en metal, en conos de cerámica o papel, mininalistas erigidos en varas o armazones de alambre… Las nuevas tendencias nos impulsan a abandonar el árbol como tal y apostar por su concepto. El ambiente que contenga estas nuevas propuestas debe participar de ese espíritu lúdico y renovador.

Imágenes | Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decorar con biombo el dormitorio