Falsas chimeneas, cada vez más de moda

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de que las chimeneas son una idea estupenda para decorar. De hecho, recientemente comentábamos la idea de personalizar una con un marco de baldosas y de la posibilidad de decorar las chimeneas con un toque más moderno y actual, con letras.

Lo cierto es que hay muchas opciones diferentes, lo que hace que la chimenea acabe siendo un elemento decorativo en sí misma, mucho más allá de su función de dar calor. Por eso, cada vez son más los que optan por poner una chimenea en sus casas, pero en lugar de poner una chimenea de verdad, de las que funcionan, optan por una falsa chimenea, como la que puedes ver en la foto superior.

No hace falta que tenga salida, y la estructura se puede colocar directamente sobre el suelo, para deja claro que se trata simplemente de un elemento más de la decoración, o se puede también optar por poner una base, haciendo que parezca lo más real posible.

En este caso, se pueden ver los ladrillos con los que se ha hecho, que se notan bajo la pintura en color blanco. La verdad es que la idea es muy original y puede quedar muy bien para decorar un salón, por ejemplo, pero también puede ser un acierto en un dormitorio o, si te atreves y quieres arriesgar un poco, en el baño, una de las estancias a las que no solemos dar mucha importancia a nivel decorativo y que, por eso, se lucen mucho con detalles de este tipo.

¿Qué te parece la idea? ¿Te animarías a hacer algo así para decorar en tu casa? La verdad es que se trata de una idea sencilla y que puede merece la pena, puesto que aunque esté apagada, una chimenea siempre da esa sensación especial de calidez.

También te puede interesar:  De chimenea a estantería

Foto de Design Sponge