Si todavía tienes espíritu de niño te ofrecemos una forma de decorar que requiere de mucha imaginación y, sobre todo, ¡miles de piezas de Lego! Sí, como lo oyes, estas piezas de colores pueden llegar a dar un aspecto divertido a tu casa y llenarlo de colorido. Si lo haces bien, incluso parecerá un mueble real. ¿Preparado para ver ideas?

Si estás buscando un biombo para separar dos espacios, ¿por qué no construyes una pared de Lego? Puedes hacer un arco, un dintel cuadrado o darle la forma que más te divierta. Estas piezas, que se ensamblan unas a otras, te permitirán crear el muro que necesitas. En la foto de arriba puedes observar el trabajo que hicieron en la empresa de programación Npire. ¡Y es que así da gusto trabajar!

También puedes hacer tus propias esculturas para colocarlas en un rincón privilegiado de la casa. ¿No sabes qué hacer? Tal vez puedes imitar a tu personaje favorito o hacer algo abstracto. Si eres un cerebrito digno de The Big Bang Theory puedes intentar hacer esta pieza de la Banda de Mobius. Esta que puedes ver aquí la hizo Andrew Lipson y en la web de la Asociación de Matemáticas de América puedes ver otros modelos. La verdad es que tal vez nos hemos pasado un poco con la sugerencia, pero para el apartamento de un matemático quedarían geniales.

Si esto te parece demasiado atrevido pero todavía tienes tu puntito geek, puedes escoger estas piezas gigantes. Darán un toque muy divertido a la habitación en la que los ubiques y además, con algún cojín, puedes usarlos incluso como asiento. Es una manera muy divertida de dar un toque de originalidad para sorprender a las visitas.

También te puede interesar:  Como comprar pegatinas de Caselio