¿Te apetece celebrar la llegada del invierno?, una buena temática para ello, es un muñeco de nieve, representación del frío y de la nieve, pero no por ello, tu fiesta debe resultar fría y aburrida, resultará de lo más chic y divertida.

Globos metálicos (en color plata) por doquier, darán la sensación de copos de nieve por todo el recinto, dales color en gris y celeste, para dar mayor sensación invernal. Alrededor de las paredes y el techo, cintas de iguales colores que los globos con símbolos en cartón calado que representan los copos de nieve.

Para reforzar la decoración, la globoflexia, te ayudará a reproducir con globos graciosos muñequitos de nieve. En YouTube, tienes muchos tutoriales que te servirán. La unión de globos blancos y azules, formando el cuerpo del muñeco y la bufanda alrededor en azul quedan de lo más gracioso. Pinta la cara del muñeco con rotulador de color negro y la nariz, la típica carlota color naranja.

Estos adornos de globos, los puedes añadir en la puerta de entrada, para que tus invitados, al entrar ya tomen ambiente, a forma de bienvenida.

Los helados y postres, no tienen por qué parecerse a la temática, pero con dos bolas de helado, una encima de otra, se puede similar un hombrecillo de nieve, forma su cara con alguna gominola, quedará de lo más bonito y delicioso.

En cuanto al resto de la decoración, es decir, accesorios para colgar en la pared, estantes, percheros… puedes crear numerosas bolitas en color plata (con papel de aluminio), incluso colocarles sombreritos en cartulina negra. La carita, hazla con pegatinas de uso escolar.

También te puede interesar:  ¿Cuándo es el mejor momento para poner la decoración navideña?

Fuente: diver Hong Kong