Con la llegada de las nuevas tecnologías tenemos que estar cargando los aparatos electrónicos cada poco tiempo porque la batería vuela sin que nos demos cuenta. Sin embargo, cuando tenemos enchufados todos los cacharritos, el rincón en el que están los cables queda muy poco estético. ¿Cuánto pagaríamos por tecnología inalámbrica para cargar estos aparatos? Por desgracia todavía no ha llegado, pero os enseñamos una alternativa bonita para decorar.

Fandi Meng ha inventado Sunny Flower, un pequeño dispositivo que puedes pegar, por ejemplo, en las ventanas. A través de los cristales, este aparato recoge la energía solar a través de sus pétalos, compuestos por células fotovoltaicas. Una vez que se carga se puede conectar al teléfono móvil o al iPhone para recuperar la batería.

Este cargador solar es muy coqueto y disimula muy bien su función, porque puesto en la ventana parece un pequeño adorno, como las pegatinas que tanto se ven para decorar los cristales de casa. Además, cuando se carga por completo puede plegarse y apenas se ve. Es bastante útil para lugares en los que no tenemos acceso a enchufes o, si lo prefieres, para tu propia casa si no quieres tener cables por medio.

La mala noticia es que este aparato no está a la venta. Es un prototipo que se presentó hace años y que, por ahora, no ha salido a la venta en ningún sitio. Sin embargo, no nos extrañaría verlo en algunos meses en tiendas de electrónica o decoración. Las ventanas quedarían además muy bien decoradas con esta pequeña florecilla solar. ¿No te parece curiosa?

También te puede interesar:  Cuartos de quinceañeras