Convierte tus botellas de vidrio en jarrones decorativos

Floreros y jarrones con botellas recicladas

Es verdad que la decoración cada vez más es un sector que mueve mucho dinero, y que remodelar la ambientación de un espacio no siempre resulta económico, pero esto tampoco nos impide que podamos darle un bonito toque de color a nuestro hogar en esta primavera sin gastar ni un solo centavo.

Para ello, nada más fácil que rescatar las botellas y frascos de vidrio que no se utilizan y convertirlos en jarrones decorativos.

Índice del artículo

Composiciones

Floreros y jarrones con botellas recicladas

Para poner en marcha esta idea decorativa nada más tienes que conjugar varias botellas o frascos de vidrio, sin importar el tamaño, color o forma, y armonizarlos con unas bonitas flores. De lo único que debes asegurarte es que los recipientes estén absolutamente limpios, lo cual logras con agua tibia y un poco de alcohol.

Botellas de colores

Floreros y jarrones con botellas recicladas

Aquí, si bien seguimos utilizando diferentes modelos y diseños de botellas, le damos un toque de conjunto a través del color, el cual, aplicado sobre el vidrio, adquiere una terminación brillante muy atractiva. Pero ten en cuenta que para ello, el vidrio debe estar completamente limpio y seco al momento de pintar.

En este caso las flores que utilizamos también comparten el mismo color, pero dado que esto se da en los jarrones, también puedes optar por utilizar flores de diferentes especies o tonalidades.

Botellas iguales

Floreros y jarrones con botellas recicladas

Si en cambio quieres lograr un arreglo floral más clásico y sobrio, lo mejor es que utilices botellas o frascos exactamente iguales, de la misma forma que las flores deben compartir color y composición, como se aprecia en la fotografía.

También te puede interesar:  La combinación perfecta para el salón: amarillo y gris

Botellas de cerveza

Floreros y jarrones con botellas recicladas

¿Pensaste alguna vez en decorar con botellas de cerveza pues esto es más que posible, y si no solo mira este centro de mesa compuesto por varias botellas de cerveza, cuyo clásico tono rojizo combina a la perfección con una decoración moderna y sobria, complementadas por un explosivo toque de color por parte de las flores amarillas.