Forrar un armario, cómo hacerlo con éxito

Si necesitas forrar un armario y no sabes por donde empezar no tienes que preocuparte. Verás que con tus propias manos podrás revestir el armario y dejarlo impecable. Para realizar la tarea necesitarás de algunas herramientas como una pistola de silicona, un metro, escalera, atornillador eléctrico, escalera, sierra circular, maza de goma.

Entre los materiales que permitirán tener el interior del armario nuevo tenemos que tener un tablero melaminado de 10 a 3 milímetros, clavos y tornillos, cuñas de madera, silicona.

Forrar un armario
Fuente: Marcos Ruis

Si bien en este caso te explicaremos como hacerlo usando un tablero melaminado de 10 milímetros existen otras alternativas. Esta es ideal si las paredes están en buen estado. El suelo del armario deberá ser forrado con madera o con algún material que combine perfectamente, como el vinilo, suelo de goma, moqueta.

Deberás tomar las medidas pensando que deberás obtener paños para recubrir el techo, la parte trasera, los dos costados y el suelo (si lo vas a hacer con el mismo material). Al tomar las medidas podrás calcular las piezas que faltan.

Si las paredes están encuadradas deberás tener como referencia la medida inferior. Cuando tengas las medidas podrás cortar la placa.

Con respecto al techo deberás quitar 0,5 centímetro a cada lado para que puedas colocarlo más cómodamente. El paño trasero deberá medir también 0,5 centímetros menos.

En el caso de que el interior del armario sea más ancho que el frente deberás agregarle una o dos piezas para revestir la parte interior del armario, esta parte se denomina embocadura.

Para cortar la placa lo ideal es tener una sierra circular, si no tienes una podrás pedirle que la corten en el servicio de corte de madera de la tienda.

También te puede interesar:  Sillas que no te dejarán indiferente

En el momento de fijar la madera en el interior del armario podrás usar un adhesivo de montaje. Aplícalo en la parte trasera de cada pieza justo antes de colocarla. El orden correcto de montaje de las piezas es: techo, parte trasera, costados, embocaduras, suelo.
Podrás fijar cada parte de manera provisional con algunos tornillos o clavos que podrás retirar al concluir el montaje.

Para tener un acabado impecable conviene colocar silicona en todas las juntas, que deberá ser del mismo tono que el melaminado.