Fuentes de iluminación dentro del hogar

iluminacion

A la hora de decorar nuestro hogar es sumamente importante planificar detalladamente cuales serán las fuentes de luz, ya sean naturales o artificiales. Para esto debemos conocer con claridad las ventajas y desventajas de cada una y los contextos en los que alguna de las dos se vuelven necesarias:

La luz natural: esta es mayormente aprovechada durante el transcurso del día, y está dada por la ubicación de nuestro hogar y la orientación y distribución de puertas y ventanas al exterior. Si bien esta no puede ser manipulada de manera directa, podemos aumentarla o disminuirla mediante diversos elementos decorativos.

Si buscamos aumentar la luz natural dentro de nuestro hogar, resulta una excelente idea el uso de espejos que reflejen la luz que ingresa por una de las aberturas al resto de los rincones de la habitación.

Por otro lado, si buscamos disminuir la luz natural, el uso de cortinas gruesas y oscuras, tanto en puertas como en ventanas, resulta ideal.

La luz artificial: esta debe estar orientada a brindarnos una visibilidad óptima durante la noche, o cuando la luz natural no puede ser aprovechada en todos sus potenciales. Por otro lado, la luz artificial, como todo elemento decorativo dentro del hogar, nos permite condicionar el modo en que se percibirán el resto de los detalles. Es por esto que resulta ideal a la hora de querer destacar o disimular cualquier elemento o defecto en nuestro hogar, jugar con la fuente de iluminación artificial, con su potencia y ubicación.

También te puede interesar:  Una lámpara... con mucha prisa