El graffiti es algo bastante habitual en algunas ciudades. No hay duda de que son muchas las personas a las que el mundo del graffiti no les gusta mucho, pero también es cierto que hay una gran cantidad de personas que encuentran en el graffiti un estilo único y un toque de arte urbano que merece la pena tener en cuenta.

En este sentido, hay que reconocer que los graffitis tienen una gran personalidad y un estilo único, y que pueden formar parte de la decoración de una casa sin ningún tipo de problema. Hay que reconocer que pueden ser una opción perfecta para decorar una de las paredes del exterior de la casa pero… ¿te imaginas cómo sería convertir al graffiti en parte de la decoración del interior de una casa?

No hay duda de que la propuesta es arriesgada, y que una cosa como esta no puede encajar en todos los tipos de casas, puesto que las más clásicas, con un toque más tradicional, no son precisamente las más indicadas para este tipo de estilo decorativo. Eso sí, para las casas de estilo más actual, una idea como esta puede ser estupenda.

Y es que no hace falta que el graffiti esté en una de las partes más destacadas de la casa, o en la pared del salón, por ejemplo. Hay otras posibilidades, como por ejemplo, la opción de graffitear la parte delantera de las escaleras con un dibujo que tenga una continuidad desde el principio de la escalera hasta el final, o con detalles que tengan cierta independencia de un escalón a otro.

También te puede interesar:  Ideas para organizar los cables de tu hogar

¿Qué te parece la propuesta? ¿Te gusta la idea de utilizar el estilo de los graffitis en la decoración de tu casa? ¿Te gustaría ponerlo en un lugar destacado de la casa o lo dejarías para las escaleras?

Foto de Geek Living