La habitación es el refugio de cualquier niño, en él hace todo, desde dormir a jugar o hacer los deberes. Es importante que los niños puedan tener su espacio de una manera cómoda y ordenada. Veamos algunas ideas para las habitaciones de los más pequeños de la casa:

Muebles que se adapten a ellos

Lo ideal es elegir muebles que sean polivalentes y que puedan crecer a la vez que lo hacen ellos.

Doble función

Si prestas atención a los detalles, hay multitud de muebles que pueden complementarse entre ellos para ahorrar espacio.

Menos es más

Si el cuarto de tu pequeño no dispone de muchos metros los armarios con cajones son una buena alternativa para poder ahorrar espacio, al igual que las estanterías que funcionan de mesillas.

Personalizalo

Si se trata de una habitación compartida otorga personalidad al espacio de cada uno de los niños que dormirán ahi, haz que sientan que ese es su espacio.

Camas que se transforman

Hay ciertos modelos de cama que pueden utilizarse como sofá de día y servir para dormir en la noche.

Transmite tranquilidad

Haz que la habitación no parezcau un caos y que les de sensación de tranquilidad a los niños. Una buena herramienta para ello es utilizar la gama de colores azules.

Un sueño agradable

Coloca estrellas que brillan cuando les da la luz solar en el techo de la habitación, así el niño podrá irse a la cama pensando en cuál será su próxima aventura espacial

También te puede interesar:  Un dosel muy original

Todo en orden

Elige un buen sistema de alamacenaje para que no falte espacio cada vez que un juguete nuevo entra en la casa. Intenta que el niño siempre tenga a mano aquellos con los que más juega.

Participación

Permite al niño participar en la decoración de su habitación para que note que ese es su espacio.

¿Alguna idea más para decorar la habitación de los más pequeños?

Fuente: Casa diez