La luz es algo muy importante en la decoración de una casa. Y no me refiero solamente a la luz artificial, que aporta mucho a la casa y puede hacer que cambie completamente el aspecto de una habitación, y de toda una casa. De hecho, la luz es una de las claves en la decoración de interiores.

Es más, los juegos de luces y sombras también pueden ser decisivos a la hora de crear un determinado espacio o un ambiente concreto en la decoración de la casa. En este sentido, me parece una idea realmente estupenda apostar por la luz como una parte más de la decoración de la casa.

Hay edificios o pisos en los que es más complicado jugar con la luz, porque están en zonas oscuras o que reciben poca luz. Sin embargo, hay una opción realmente estupenda para conseguir más luminosidad en la casa. Se trata de apostar por los grandes ventanales en diferentes estancias.

El salón, por ejemplo, es perfecto para colocar un gran ventanal en una de las paredes, dejando entrar una gran cantidad de luz. La cocina también es una buena opción, o una de las habitaciones, aunque hay que tener en cuenta el asunto de la intimidad, y pensar en colocar cortinas y demás en las zonas en las que no queremos que nos vean.

Además, las zonas con vistas a un paisaje o a una zona de la ciudad son también perfectas para colocar un gran ventanal. Eso sí, hay que tener en cuenta que uno de los problemas es que el exceso de luz puede venir acompañado de mucho calor en verano. Por otro lado, conviene tener cristales muy bien aislados, para evitar que entre mucho frío, aumentando así el gasto de la calefacción en invierno.

También te puede interesar:  Aumenta la luminosidad de tus paredes

Foto de Aparment Therapy