Guirnalda de navidad con papel reciclado, hay muchos detalles a tener en cuenta a la hora de pensar en la decoración navideña, uno de ellos es aprovechar todo lo que tenemos en casa para hacer cosas originales y también para ahorrar dinero. Hoy, tenemos una sugerencia en este sentido que encantará a todos en casa. Sabemos que vas a aprovechar la misma y que se verá perfecta en tu salón.

guirnalda de navidad
Fuente: Crie e Faça Você Mesmo

Una guirnalda de navidad reciclada

Ahora que puedes aprovechar para reciclar de todo, es hora de que lo aproveches también en navidad. Y por ello podrás reunir muchos tubos del papel higiénico, los que vienen en el centro del mismo y usarlos para hacer una guirnalda de navidad con tubos de papel reciclado. Apenas necesitarás una tijera, un poco de silicona y una pistola para conformar la imagen de la guirnalda que ves en la que ilustra esta entrada. Un poco de tela de seda para el lazo, un poco de papel blanco para hacer los moños y claro, dos sonajeros para darle más originalidad.

Hacer una guirnalda de navidad

No te representará problema alguno intentar hacer una guirnalda de navidad con tubos de papel reciclado, porque es muy fácil y de las imágenes con que ilustramos esta entrada puedes aprovechar para hacer la tuya en casa. Así que toma nota, hay que cortar los tubos de papel y sobre una base redonda de cartón vas pegando las piezas del tubo de papel para formar la guirnalda que se ve muy coqueta ¿verdad? y luego seguir hasta darle forma.

El siguiente paso será decorar la guirnalda navideña de papel reciclado, y para ello tendrás que colocar un lazo de donde atarás los sonajeros y harás los detalles en blanco. Toda se verá espléndida y es cierto que siempre podrás hacer las que quieras, colocar en la puerta de entrada o bien en el comedor, el salón, cualquier pared se verá embellecida con esta guirnalda.

También te puede interesar:  DIY un taburete reciclado de botellas

Además no te resultará caro porque aprovechas materiales que ya tienes en casa y la puedes personalizar al máximo, pintando la misma o bien echando brillantina para que se vea más atractiva todavía.