Si estás esperando un bebé y te sientes entusiasmado en la creación de su habitación no debes perderte este artículo, en el cual encontrarás algunas nociones básicas para que puedas obtener buenos resultados en una habitación de bebé.

En el mercado encontrarás muchas alternativas, desde las clásicas cunas hasta los modelos más funcionales y modernos. Afortunadamente encontraremos los muebles que necesitamos en base a nuestro presupuesto y nuestros gustos. Cuando compremos algún mueble tendremos que hacerlo pensando que en pocos años se requerirá un cambio, con el paso de los años las necesidades de los pequeños irán cambiando

Habitación de bebé
Fuente | Ing Jorge.

Si tienes en cuenta este paso del tiempo seguramente podrás reciclar algunos de los muebles que compraste antes de su nacimiento, así no será necesario gastar dinero dos veces.

Tendremos que dejar libre una superficie de 200 x 105 centímetros libres en la habitación, este espacio es el que aproximadamente necesitaremos para una cama compacta que tenga un colchón de 90 x 190 centímetros, esto lo haremos pensando en una futura readaptación hacia una habitación más juvenil, cuando ya haya dejado de usar la cuna.

Para obtener un buen diseño se deberá analizar los elementos que iremos a colocar en el suelo, normalmente se usa un armario, una cuna (tradicional o convertible). Pensemos que las medidas de las cunas convertibles que conseguiremos en el mercado son únicas, si vamos a comprar una cuna tradicional deberíamos dejar el mismo espacio para poderlo reutilizar en la habitación juvenil.

También te puede interesar:  Tipos de mamparas para el cuarto de baño

Normalmente la cuna se coloca en la pared principal. Sobre la cuna y a una distancia prudente se puede colocar alguna estantería para sus juguetes u otros elementos.

El primer elemento que siempre se tiene que colocar es la cuna, después iremos rellenando los espacio libres que queden, por ejemplo, para colocar el armario. Por ultimo agregaremos los diferentes elementos decorativos.