Las posibilidades de decoración de la habitación de tu bebe, son múltiples.

Una idea muy original, es cambiar dicha decoración conforme pasen las estaciones del año.

Como el otoño acaba de llegar, decorar su cuarto con motivos otoñales, harán un espacio original, y a la vez instructivo al niño.

Solo debe cambiarse las paredes en cada época, dejando el techo en blanco siempre, por ejemplo.

Las hojas secas son el símbolo por excelencia del otoño, y las puedes realizar con diversos materiales, como pueden ser: vinilo, cartones o goma eva.

El sol también es protagonista en esta idea, y puedes bien dibujarlo en una parte alta de la pared, o confeccionándolo con una bola dorada colgando del techo.

Escoge ropa de cama y de decoración, como cortinas, alfombras y colchas, con tonos beige, ocres y marrones. Combínalos con tonos más claros, como color hueso o crema.

Una manera muy sencilla y fácil de cambiar el aspecto de la habitación de tu bebé y dar la bienvenida al otoño.

Fuente: decoideas

También te puede interesar:  Económico centro de mesa para esta Navidad de 2010