decoracion_con_alfombras

A todos nos gustan los ambientes alfombrados, suponen un agregado a la decoración, además claro está que se adaptan a muchas tendencias de decoración. Hay muchas clases de alfombras y muchos estilos de adaptarlas al entorno de un salón, un comedor, un dormitorio, o un cuarto de estudio. Pero además de verse muy bien, las alfombras tienen sus ventajas.

Decorar con alfombras los ambientes del hogar, quizá nos parezca un gasto frente a nuestro deseo de tenerlas, pero hay algunas ventajas que hacen de la alfombra la elección perfecta a  la hora de decorar.  Las alfombras por sus materiales suponen una forma de material de calidad acústica que evita el eco y los sonidos lo que supone un atractivo a la hora de pensar en un ambiente relajado.

Las alfombras se pueden adquirir a nuestro gusto, en toda una variedad de colores, tonos del mismo color, texturas, y diseños que se acomodan a los gustos más clásicos o vanguardistas. Las hay “domésticas” especialmente pensadas para el hogar y las “industriales” que son para aquellos lugares donde hay constante presencia de personas en gran número. Teniendo toda una variedad de colores, texturas y diseños es fácil lograr, a partir de las alfombras una bonita decoración.

Además las alfombras a diferencia del piso cerámico o de la calidad que sea, resultan más cálidas, porque el material del que están fabricadas aísla del contacto con la fría loza o piso. Por ello resultan especialmente adecuadas en el hogar, en el salón donde solemos ver televisión por la noche o en los dormitorios para cuando queremos caminar sin tener que exponernos a pillar un resfrío. Especialmente beneficiosas donde hay niños.

También te puede interesar:  Tipos de baldosas cerámicas (parte 1)

Además las alfombras por su misma textura son más seguras que el piso convencional, ya que en ellas ocurren menores riesgos de caídas o resbalones, así que también una caída resulta menos fuerte en la alfombra que en cualquier otro piso. Ante estas ventajas las desventajas de su limpieza se tornan mínimas, y cuando se compra una alfombra de calidad, dura por mucho tiempo.